l

La Vitalidad es el presente. Todo está en la vida y es la vida, los cuerpos mueren pero la vida continúa, es eterna. Siempre se está en medio de la vida y la vida en medio de nosotros. Nos atravisa para llegar a otros, así como atravesó a otros, para llegar hasta nosotros. La vida es incontrolable, poderosa, inalienable, misteriosa, creativa. La vida es salvaje: es el amor.



martes, 3 de junio de 2014

El lenguaje de la poesía materialista

El lenguaje es como un cabello
o como la sombra de un arete,
en el cuello de una mujer.
Un juego misterioso y vivaz,
como las hojas de un árbol
que juegan a transformarse
agitadas
despiadadamente
por el
v i e n t o .



No es un ornato,
adorno
o entretenimiento.
Es la vida.
Tiene la importancia de la vida.
Sí.
El juego gratuito del movimiento de las formas:
La Realidad.

Es grandioso
en su modestia cotidiana
no ya como un humilde árbol,
sino, incluso,
como lo secundario del movimiento de sus hojas.
Y sin embargo,
ellas también,
las palabras,
son hojas agitadas
por el
v i e n t o .
El lenguaje es un misterio,
el más grande
desde que el hombre es hombre
y puede hablar,
enunciar
y habitar lo que dice.

Y si algo sabe el hombre,
los hombres y mujeres,
es que el misterio del lenguaje sólo puede ser en un Nosotros,
que habla y escucha.
Toda palabra es un fruto
que entraña palabras-semillas-respuestas.
La boca supone siempre un oído que la precede,
-dos cavidades que hacen una cueva
que habitar como en un beso-
y viceversa.
Ad infinitim,
ad nauseam,
ad absurdum.
Es el viejo pero eficaz cuento del huevo y la gallina.

El individualismo del cara a cara es una estafa moderna,
tan pálida como los sueños de Descartes
intoxicado por los gases de su estufa.
El yo palidece frente al Nosotros
ya sea humano o in- trans-super-humano.

Robinson Crusoe nunca encontrará a Viernes para esclavizarlo porque éste estaba con los demás días de la semana haciendo una fiesta que-no-tenía-para-cuándo-terminar, en medio de danzas y cantos paganos, la comida, las bebidas y la sexualidad sin pecado.
Sustancia de la libertad.
Comunismo de la materia y la energía.

Reproducimos
y podemos llegar a producir el mundo,
los mundos y universos:
La vida cantando.
Sin embargo,
¿quién inventó su lengua?
Los escribanos y escribientes
sólo buscamos la sintaxis,
por lo menos,
los que Buscamos en medio de las hojas
o vemos
y escuchamos
sus movimientos con atención.
No para ponernos una corona hecha con ellas,
sino para aprender del movimiento de las hojas
y compartir lo aprendido,
hacerlo común;
para llevar el agua de un río a otro río,
y así, ver sus formas,
Lógica del atomismo y la materia:
Todo río tiene un cause = un dis-curso que es posible leer.

El presente no existe.
¿Dime dónde está?
Lo que llamas presente son los signos de un pasado,
el cause de un río,
y al mismo tiempo,
el sentido de ese río:
el futuro-de-los-posibles:
La marea del Océano.

Tú, Yo, Nosotros
estamos en medio,
siempre en medio,
de algo que acaba de pasar
y algo que está a punto de suceder.
La materia no se crea ni se destruye
sólo se transforma,
se lee
y se escribe
en el movimiento
de las hojas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario